Ucrania debe proteger a las minorías de la violencia

La Oficina del Alto Comisionado ha pedido a Ucrania que proteja a las minorías de la violencia y acoso sufrido a manos de grupos de ultraderecha en el país.

Desde el 21 de abril, la comunidad romaní ha sido atacada al menos 4 veces. Grupos de ultraderecha han tirado piedras y quemado las viviendas de estas personas. Además, dieron una paliza y robaron a un abogado que les defendía.

"Pedimos a las autoridades ucranianas la adopción de medidas urgentes en relación con los ataques a grupos minoritarios, como activistas del colectivo LGBT y gitanos, y el alto número de casos de violencia y acoso contra ellos", decía la portavoz, Liz Throssell.

Según la portavoz de la oficina, la falta de castigo a estos grupos genera en la sociedad una creciente sensación de impunidad.

Aviso:

Esta no es una publicación de ACNUR. ACNUR no es responsable por su contenido, ni necesariamente lo respalda. Todas las opiniones expresadas en esta publicación pertenecen a sus autores y no reflejan necesariamente las de ACNUR, las Naciones Unidas, o sus Estados Miembros.